El enigmatico regreso Chapter 1440

El enigmatico regreso Chapter 1440

94% 

“Ya no quedan muchos miembros de la familia Gordon. La posibilidad de que te rescaten está fuera de discusión. ¿Recuerdas a tu compañero? Howard ya se ha quitado la vida. Su cuerpo se ha enfriado, haciendo inútil cualquier esperanza de que venga en tu ayuda. En cuanto a los otros miembros de tu familia, sospecho que el Gremio Bartitsu casi los ha erradicado. Ah, y sobre tu marido, tu primo y tu tío: todavía están en el Distrito Cinco. Debo informarles que el Gremio Bartitsu ha acordonado el Distrito Catorce. No les permitirán entrar hasta que se resuelva esta situación”. 

Neera respiró hondo, manteniendo un silencio estoico, advirtiéndose a sí misma que no debía confiar en ni una sola palabra de lo que Phoebe pronunciaba. 

Parecía como si Phoebe pudiera discernir los pensamientos de Neera, mientras soltaba una burla. “¿Qué pasa? ¿No crees lo que estoy diciendo? 

Neera prefirió no profundizar más en esta conversación. En primer lugar, temía ser engañada y perturbar su tranquilidad. En segundo lugar, no tenía ningún deseo de escuchar ni la más mínima noticia angustiosa. 

Entonces, cambió de tema, reprimiendo sus escalofríos, apretando los dientes mientras decía: “No me matarás. Howard lo ha dejado claro; Él te ordenó que me perdonaras la vida y me entregaras a él”. 

Al escuchar la afirmación de Neera, Phoebe sintió como si la estuvieran llevando de la nariz. Una curva sarcástica se formó en la comisura de su boca. 

“Sí, según nuestro acuerdo, no puedo matarte. ¿Pero qué importa eso? Tarde o temprano, no podrás escapar de nuestras manos. Tu patética vida ya está determinada por el Gremio Bartitsu. Y lo que voy a hacer ahora es torturarte a fondo. Preferiría atormentarte hasta el punto de que estés medio muerto, ni humano ni fantasma. Eso es lo que me haría feliz, ¿sabes? Esta fue la condición que propuse cuando intercambié información con Bartitsu Guild. Afortunadamente, son razonables. Mientras al final termines muerto, no me importa si el proceso es un poco lento”. 

Mientras hablaba, un repentino destello de malicia brilló en sus ojos. Se acercó más y articula cada palabra: “Neera, finalmente has caído en mis manos. Te haré pagar cien, mil veces por la humillación que sufrí en el pasado. ¡Te haré probar el tormento de desear la muerte! 

El veneno de sus palabras provocó que un escalofrío recorriera la columna de Neera. 

Sin embargo, Neera permaneció en silencio, con expresión indiferente, como si fuera completamente indiferente a las amenazas de Phoebe. 

Esta aparente falta de reacción enfureció instantáneamente a Phoebe. 

De repente, Phoebe levantó la mano y le dio una fuerte bofetada a Neera. El sonido resonó nítidamente en el aire. 

La cabeza de Neera se torció y en su rostro, entumecido por el frío, sintió un hilo de dolor. 

Al momento siguiente, recibió otra fuerte bofetada que hizo que le sangrara la comisura de la boca. 

Una sensación de ardor se extendió gradualmente por su rostro. Aunque intentó levantar la mano para tocar y limpiar la sangre, resultó inútil. 

En ese momento, Phoebe se puso de pie, asumiendo una posición superior mientras miraba a Neera. Una vez más, agarró la barbilla de Neera, le levantó la cara y le dio otra bofetada contundente. 

Después de una docena de golpes, Phoebe finalmente soltó su agarre, jadeando pesadamente mientras se frotaba las palmas y las muñecas. Con satisfacción, miró su “maestro” y comentó: “¿Quieres que te traiga un espejo para que puedas ver cómo luce tu cara ahora mismo? Es todo un espectáculo digno de contemplar”. 

11:42 lunes, 4 de diciembre 

94% 

El rostro de Neera, ahora marcado por numerosas huellas de bofetadas, estaba hinchado y magullado por los golpes. Las comisuras de su boca estaban abiertas, la sangre brotaba incesantemente, presentando una vista impactante. 

Sentía la cabeza pesada y mareada, las estrellas bailaban ante sus ojos y un zumbido constante la envolvía, provocando que sus oídos palpitaran de dolor. 

A pesar de la agonía, ella permaneció en silencio, sin gritar ni una sola vez. 

La curva de la boca de Phoebe cayó ligeramente. Ella emitió una risa fría y volvió a sentarse en la silla al lado. 

Neera. 

“¿Sabes lo que más detesto? Es esa fachada tuya, de pretender ser fuerte y tranquila, como si fueras invencible, como si nada te afectara. Claramente eres una mujer que sólo sabe aferrarse a los hombres, así que ¿por qué pones ese aire de arrogancia conmigo? Otros pueden pensar que tienes carácter, ¡pero yo te veo como el epítome de la hipocresía! Realmente no entiendo cómo nadie puede ver a través de tu cara fea y engañosa. Parece que realmente tienes una habilidad especial para engañar a la gente”. 

Neera mantuvo los ojos cerrados, soportó la sensación de náuseas, tragó saliva y permaneció en silencio. 

Al observar esto, los ojos de Phoebe se entrecerraron levemente y su expresión se volvió cada vez más sombría. “No hay nadie más aquí ahora, entonces, ¿para quién estás actuando? ¿No te cansas de tanto fingir? 

Neera decidió no responder. 

Su indiferencia, más poderosa que mil palabras, instantáneamente alimentó la ira de Phoebe, ardiendo hasta la coronilla. 

De repente, se inclinó hacia adelante y agarró un mechón de cabello de Neera desde la parte posterior de su cabeza. Con fuerza, obligó a Neera a levantar la cabeza y mirarla a los ojos. “Estoy hablando contigo; ¿eres sordo o mudo? ¿Mmm? Como te niegas a aprender la lección, también podría dejarte probar las consecuencias de tus acciones”. 

Siguiendo sus palabras, sacó una navaja para cejas de su bolsillo y la acercó al rostro de Neera. “Dime tú, con un rostro tan hermoso como el tuyo, ¿qué harías si se desfigurara? Entonces, ya no podrás encantar a la gente…” 

Neera sintió la espada contra su piel, su corazón latía con fuerza en su pecho, pero permaneció inmóvil, solo mirando la mirada de Phoebe con indiferencia. 

Phoebe, que originalmente tenía la intención de cortarla, al mirar a Neera a los ojos, de repente encontró que la perspectiva era extremadamente poco interesante. 

Anhelaba ver a esta desgraciada desmoronarse y suplicar clemencia, observar su frenético y desaliñado estado de locura, en lugar de enfrentar tal indiferencia y desdén. 

Con ese pensamiento, Phoebe apretó los dientes, retiró la mano y empujó la cabeza de Neera hacia un lado. 

Neera chocó contra el borde de la bañera y la sensación de náuseas volvió a surgir, provocando un tumultuoso revuelo en el estómago. 

Al ver la expresión sombría de Neera, Phoebe creyó que le había infundido miedo, levantándole de alguna manera el ánimo. 

“Tsk, tsk, parece que no estás tan sereno como pareces. Después de todo, te preocupas por tu apariencia. Pero es una lástima, esta cara está destinada a perder su valor. Después de todo, estás a punto de convertirte en hombre muerto. Dejemos que mires esta cara un poco más”. 

Después de pronunciar estas palabras, Phoebe sacó algo más de su bolsillo: una botella pequeña. 

Neera lanzó una mirada de reojo e inmediatamente tuvo un mal presentimiento. 

Se vio a Phoebe sirviendo una pequeña pastilla del frasco. Sosteniendo la pastilla, ella se rió con un toque de picardía. 

“Neera, como dije antes, la humillación que he soportado seguramente la devolveré doble. Pero después de pensarlo mucho, la única forma que se me ocurrió para destruir por completo tus defensas psicológicas fue este método cliché…”

El enigmatico regreso

El enigmatico regreso

Score 9.9
Status: Ongoing Type: Author: Artist: Released: 12/26/2023 Native Language: Spanish
"El enigmático regreso" se refiere a un retorno misterioso o intrigante, típicamente en el contexto de una novela. Esta expresión sugiere un regreso inesperado o lleno de incógnitas, agregando un elemento de suspense o misterio a la trama, despertando la curiosidad del lector sobre las circunstancias que rodean dicho regreso.

El enigmatico regreso

   

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset